sábado, 20 de noviembre de 2010

NEW READING COMPREHENSION STRATEGIES FOR EARLY READERS

ESTRATEGIAS PARA LA COMPRENSIÓN LECTORA PARA BEBES (0-4 años)

La siguientes estrategias tienen como objetivo el crear la conexión del texto literario con el niño a partir de actividades lúdicas que estimulen  áreas de motricidad, lenguaje, conocimiento social,  y autonomía, para desarrollar la creatividad y la imaginación, identificándose con el relato, (texto e ilustraciones)  por medio de diversos recursos sensoriales, constatando la capacidad de comprensión de los niños de las palabras del autor.

Lo mas importante que comparto en estas estrategias es la oportunidad de espacios de convivencia padres-hijos, maestros-alumnos cargados de emoción que estimulen la afectividad y sensaciones de amor, cariño y cuidado en los niños.

Están diseñadas para contribuir con padres y maestros dando nuevas opciones para establecer el amor por la lectura, la creatividad, la apreciación y la expresión del arte a través de la palabra y de actividades que contribuyan a desarrollar todas las capacidades de pensamiento del niño. 
Para elegir un libro y en realidad introducir a los pequeños en la literatura es necesario tomar en cuenta sus características en cuanto su desarrollo (cognitivo, físico, emocional). 

ALGUNAS CARACTERISTICAS DE LOS BEBES (0-4 años)
  • El niño comienza a formarse a partir de sensaciones corporales, que desde el nacimiento se mezclan con las que provienen de su mamá. Por ello es importante el contacto corporal, pues llevará al niño a conocerse a si mismo y le creará luego la inquietud de conocer el medio que lo rodea.  
  • La afectividad, la emoción y los sentimientos que se provocan en el espacio de lectura entre el niño y sus padres/hermanos/maestros en sus primeros años, define un lazo que marca una huella, puesto que a través de la palabra y la imagen se nutre de experiencias que tienen mucho que ver en el desarrollo de la imaginación, la creatividad y sobre todo el amor a la literatura.
  • Mediante el juego, el niño manifiesta miedos, angustias y demás situaciones internas, dominándolas mediante la acción. 
  • Mediante la actividad lúdica el niño se re-crea y por medio del juego se estimula el desarrollo de la estructura del conocimiento.
  • Es por ello que estas actividades  buscan conectar al niño con su propia realidad a partir de cada texto literario, tomando en cuenta las siguientes características:
 EDADES:
  1. Durante el primer año de vida el interés del niño se centra en los alimentos, placeres y exigencias de la zona oral: chupar, morder, besar, y explorar los objetos con la boca.  A los 4 meses las manos están preparadas para jugar y enriquecerlo.
  2. Entre los 12 y los 18 meses comienza a ejercitar su atención, a caminar y a explorar.
  3. Entre los 18 y 24 meses comienza el juego simbólico,  le atraen juegos sencillos pues le permiten la proyección de fantasías, comienzan a recrear imágenes mediante dibujos, ojean los libros y se interesan en las ilustraciones y los relatos.
  4. A partir de los 2 años se interesan por los libros, cuadernos, crayolas y pinturas con el fin de dramatizar situaciones.

COMPETENCIAS EN JUEGO
Al realizar la lectura los niños desarrollan una serie de competencias paralelas, contribuyendo a su formación como expertos lectores. 

  1. Conoce algunas características y funciones propias de los textos literarios
  • Al hacer preguntas sobre lo que imagina al observar las ilustraciones
  • Asigna atributos a los personajes de su historia (bueno, malo, valiente, tímido)
  • Identifica los objetos que caracterizan a los personajes o que les otorgan “poderes”
  • Al recrear cuentos modificando, cambiando o agregando personajes conectándose con ellos
  • Identifica  los objetos (palabras en el texto o dibujos) que le trasmiten sensaciones y las relaciona con  lo que conoce
  • Es capaz de relatar la historia conectándola con su experiencia
  • Es capaz de recordar parte de su historia a través del relato
    
2.    Escucha y cuenta relatos literarios que forman parte de la tradición oral
  • Al distinguir en la historia entre hechos fantásticos, reales y los explica utilizando su propio conocimiento y experiencia
  • Escucha la narración de cuentos, anécdotas, relatos  leyendas y fábulas, y expresa qué sucesos o pasajes que escuchó le provocan alegría, miedo o tristeza entre otros.
  • ·         Narra anécdotas, cuentos, relatos, leyendas y fábulas siguiendo la secuencia y el orden de las ideas; utiliza la entonación y el volumen de voz  necesarios para hacerse comprender por quiénes lo escuchan.
  • Representa o dramatiza situaciones de la vida cotidiana, cuentos y obras de teatro apoyándose en el lenguaje corporal, la entonación y el volumen de la voz, así como de otros recursos necesarios en la interpretación de un personaje.
  • Recurre a la descripción de personas, personajes, objetos, lugares y fenómenos de su entorno, de manera cada vez mas precisa, para enriquecer la narración de sucesos, reales o imaginarios.
  • Identifica y expresa las emociones y recuerdos que comparte con los sucesos, personajes o experiencias con los que se encuentra en la historia.
  • Es capaz de expresar e identificar las imágenes que se crea a partir de lo que lee u observa en el libro.
  •   Hace preguntas a cerca de la historia
  •  Identifica lo que ve en las ilustraciones y lo que estas le trasmite.

El libro que leeremos será Nicolás Dos Veces de Monique Zepeda, Ediciones el Naranjo, pero puedes ir tomando ideas y comentarlas en este foro a partir de la gran variedad de literatura infantil que tenemos a nuestro alcance.
Te propongo recursos (materiales, actividades, y consejos para realizarlo).

NICOLAS DOS VECES
Recursos (materiales) 
Ambientar tres escenarios/ recursos
-  Recámara con espejo, mesa, juguetes
-  Pizarrón, cartulinas negras)
-  Dibujos en cartulinas con animales con DIENTES
-  Dibujo de PANTERA con dientes (silueta)
-  Espejo
- Animales de peluche o hechos de foami (tigres, cocodrilos, panteras, otros animales que puedan “causar miedo en ellos”
-  Animales de foami (pueden ser recortados en casa)
-  Confeti, pegamento, gises de colores, crayolas, brochitas

ESTRATEGIAS:
LECTURA:
  1. Poner música tranquila para leer con los niños
  2.  Leer el  relato (recomiendo sentarse en un lugar cómodo y con un acercamiento físico con los niños: es importante la entonación, el detenerse en cada página para que el niño observe las ilustraciones y el MODELAR lo que TU sientes y recuerdas cuando ves o lees (tus propias experiencias de cómo te conectas con la historia), puedes hacer referencia a lo que sabes que relaciona a tu pequeño, o preguntar si puede mencionar o distinguir los objetos, personas, lugares o experiencias que él mismo ha vivido relacionándolo con la historia.
  3. Te sugiero que realices algunas de estas actividades en casa o como maestro en el salón de clase con los niños, después de haber leído el relato: es importante que mientras realizas las actividades  relaciones  la página que están “reproduciendo” para hacer la relación del libro con la experiencia sensorial y a la vez con la historia personal, y leerlas una vez más en voz alta, modulando la voz.

ACTIVIDADES:

1. ESPEJOS: Acércate al espejo con tu hijo/alumno y pídele que enseñe los dientes, y que se observe mientras lo abrazas 
     LEER:
“Nicolás siempre dibujaba animales muy feroces.
 Con muchos dientes y que daban grandes rugidos (se escucha rugidos)
           So bravos, bravos – decía Nico, que se llamaba Nicolás dos veces. 
Cuando Nico nació, le tocó un solo nombre. No hubo tiempo de ponerle otro o,  al menos, eso cree el.
Decidió llamarse entonces, Nicolás Nicolás. 
Su ma, que en realidad se llamaba mamá, le dice:
         Mi Nico, minicoco, cololito, miconico,
Nicoco, Colomi, nicomico… minico…
 “Nicolás dos veces se abraza entre tantos pedacitos de nombre
Y luego muestra los dientes. A veces, las mamás pueden ser mas dulces que una bolsa de
Caramelos…”

  1. PINTAR  ANIMALES FEROCES: Dibujar junto con tu hijo/alumno “animales feroces” (cocodrilos, panteras, dientes, etc.) con gises en cartulinas negras.
LEER:
“De puntitas, como la noche, aparece una pantera muy muy negra.
“Entonces, pinta un cocodrilo con mil dientes. Contento, Nicolás-colás lo suelta para que se pasee
Por la casa. Un cocodrilo que come caramelos.”  
“Llega la noche. Casi siempre se acerca de a poquito, pero a veces, cae de golpe.
La noche negra negra.
Nicolás no se puede dormir.
Los animales están sueltos”

     “Los tigres, los cocodrilos y las panteras tienen
Unos dientes muy grandes --- susurra Nicolás Nicolás
Tragandose las lágrimas, mas de dos veces”

      Las lágrimas no se tragan, ninicocolito – dice mamá.
      La noche es muy negra, ma, y los dientes son
      Muy fi-fi-fi-losos – llora Nicolás, cansado.

ILUMINAR ANIMALES DE COLORES: Con pinturas digitales pintar a los animales feroces (animales de foami recortados, o dibujados en cartulinas o papel craft).
LEER:

“ – Nico, coco… las cosas también pueden cambiar de color ---
 Explica quedito ma-mamá.” 
“ Los tigres de color rosa no pueden ser tan bravos…”

DECORAR ANIMALES CON CONFETI:  Poner pegamento a los animales de foami o dibujos y ponerles confeti (panteras negras).
LEER: 
“las panteras con confeti, son definitivamente más divertidas…
COCODRILOS EN CAJA DE REGALO: Tener una caja de regalo (caja pintada, o caja decorada, o de plástico) y pedirle a los niños que metan a los cocodrilos. 
“y los cocodrilos… los cocodrilos pueden estar envueltos para regalo” 
“Nicocolás se duerme con sus animales pintados de colores” 
“Al día siguiente Nicolás pinta un tigre chiquito.
        Es bravo sólo por dentro – explica Nico
Llega otra vez la noche, ni rápida ni lenta, con pasos silenciosos de pantera
Nicolás no se puede dormir. Hay un tigre, pequeño pero muy rayado, que anda suelto.
      ¿De qué colore es, Nicolás Nicolás? – pregunta mamá, que tiene mucho sueño.
       Es color tigre, mamá.
“Mamá pinta una jaula para que el tigre tigre pase la noche.
       Mañana lo soltaremos, Nico.
Nicolás ya duerme porque sabe en dónde está la llave.

LECTURA POR PARTE DE LOS NIÑOS: Es importantísimo que al terminar le pidas a tu hijo/alumno que te “cuente” que pasó y que lo escuches atentamente, haciendo referencia a las actividades que fue realizando. Observa como tu hijo/alumno es capaz de relatar la historia. Es increíble lo que puedes observar en un espacio de 15 a 45 min.

COMPÁRTENOS TU EXPERIENCIA


martes, 2 de noviembre de 2010

CONCEPCION PSICOLANALITICA DEL APRENDIZAJE

El aprendizaje desde el punto de vista psicoanalítico considera por un lado las etapas del desarrollo pulsional en el sujeto humano, distinguiendo sucesivamente las etapas pregenitales oral, anal, y fálica, en la que le sigue la fase de la latencia, después de la pubertad y finalmente la etapa o estadía genital propiamente dicho.  En esta orientación lo que importa no es la sucesión evolutiva de las etapas, sino lo que caracteriza a cada una de ellas en cuanto a goce pulsional alrededor de un objeto y en relación a la demanda del Otro. Para el psicoanálisis el aprendizaje retoma la importancia de la función de la palabra –del padre- para el paso que debe dar el niño en su constitución como sujeto, en otro registro que el de la relación dual imaginaria con la madre, donde los tres tiempos de Edipo constituyen una metáfora, es decir un significante que sustituye a otro significante, una operación lingüística.
Por otro lado se concibe al aprendizaje como articulado a la sexualidad bajo el sesgo de la modalidad sublimatoria de la actividad intelectual, donde la sublimación se distingue de la idealización, mas ligada al ideal del yo obteniéndose placer de la tarea psiquica e intelectual. Para Lacan en la sublimación interesa el vacio fundante de la estructura y que se ubica más allá del placer, del narcisismo, de los ideales y del fantasma.
Para el psicoanálisis cuanto más un sujeto aprende y conoce, más ignora aquello que lo determina como sujeto del inconsciente, es decir, más débil mental es en amplio sentido.

TRES MODALIDADES DE APRENDIZAJE

Desde un enfoque constructivista, dónde existe una diacronía del desarrollo cognitivo, las características de movilidad que el equilibrio a alcanzar debe tener y la confrontación entre el desarrollo real y potencial, el constructivismo implementa programadamente recursos (lúdicos) que se ponen en juego en el área del yo para así  desplegar sus funciones y estructuras cognitivas donde el aprendizaje antecede al desarrollo mediante la relación y la interacción con el Otro. Desde el enfoque psicoanalista el tratamiento de lo simbólico se da a partir del despliegue libre asociativo que se da a través de la palabra o del juego en el niño para determinarlo como sujeto del inconsciente e ignorado por el yo, dónde se observa una sincronía de la posición subjetiva, dónde los tres tiempos edípicos y la ley de castración o la ley del padre dan paso a lo simbólico, introduciendo al organismo humano a su condición de sujeto mediante el lenguaje.  Y desde un enfoque lúdico la diferencia del tratamiento simbólico estriba en los recursos creativos que el sujeto busca hacia el objeto perdido posibilitando el aprendizaje, y que a través del juego simbólico esta construcción se ubica en una clasificación estructural no evolutiva, mediante la creatividad, como lo señala Winnicott al establecer el carácter paradojico y precario de las experiencias de creatividad

miércoles, 6 de octubre de 2010

LOS CUENTOS FANTASTICOS UNA OPORTUNIDAD PARA APRENDER Y CRECER

A través de los relatos que han sido parte de toda una tradición, los cuentos de hadas, los niños de hoy pueden comprender el mundo que les rodea.

“Érase una vez…” es una frase que nos transporta a reinos mágicos, llenos de ilusión y fantasía. ¿Quien no tiene esas palabras siempre presente en sus recuerdos, dónde personajes fantásticos luchaban por conseguir el triunfo o el amor de la doncella, combatiendo contra malévolos hechiceros o fieros dragones, donde el ideal de ese héroe se hacía presente a través del gallardo príncipe o de la hermosa princesa ataviada de ropajes de encaje y seda?

Desde nuestra infancia, hasta nuestra madurez, los cuentos de hadas nos han acompañado, han sido cómplices en la formación de nuestra personalidad, puesto que en ellos transferimos muchos de nuestros deseos más íntimos; muchos de nuestros sueños se materializaron con estas historias y viceversa, muchas de ellas nos permitieron desprendernos de alguna verdad dolorosa para hacernos volar a hacia reinos desconocidos. Desgraciadamente hoy en día, esta tradición, la del relato de los cuentos maravillosos, los clásicos infantiles, parece desvanecerse. ¿Por qué? Puesto que pareciera que muchos de ellos se han censurado por su contenido, el cual en ocasiones se considera por un lado “agresivo” o en ocasiones bastante “fantasioso” para los niños en la actualidad.

En realidad, estas historias cargadas de misticismo, encierran un contenido simbólico que cualquier niño, aún en nuestros días, comprende como parte de su propio transitar desde sus primeros años de vida, para convertirse, muchos de estos, en los grandes motivadores del desarrollo de la imaginación y la creatividad adulta.

El cuento clásico se caracteriza por presentarse como una sola historia, donde se introduce una situación inicial comenzando siempre por esas frases que nos remiten a lugares oníricos que pertenecen exclusivamente a la imaginación de cada uno; “Hace muchos años…” En un país muy lejano”… ; donde la atemporalidad nos permite situarnos siempre dentro de la trama y en dónde las faltas, mismas que todos vivenciamos de uno o de otro modo, como por ejemplo, la necesidad de ir en busca del ser amado, son el motivo, por parte del protagonista, para salir de casa y lanzarse a la aventura, transitando nuevos caminos en los que habrá que enfrentar retos y peligros, para luego, por medio de donantes de virtudes, poderes o magia, resarcir los daños ocasionados por las fechorías de los brujos o hechiceros y culminar generalmente en una boda; lo cual se traduce en recorrido por la vida que transita un niño o niña, para acceder a ser un hombre o mujer virtuoso.

Sabemos, el lugar primordial que la narrativa tiene en el desarrollo social del niño, puesto que a través del lenguaje, éste se integra a la familia, al espacio escolar y a la sociedad para también reconocerse asimismo y así ir formando su propia personalidad.

La importancia de leer “cuentos clásicos” radica en la necesidad, por parte del niño, de encontrar elementos que lo identifiquen y en los que el pueda recrear su realidad. Por medio de este tipo de literatura, los niños encuentran explicaciones a su problemática interna transfiriendo sus miedos y sus deseos a las situaciones y personajes de la historia, por lo tanto, estas adquieren un sentido y una particularidad especial para cada uno. Por medio de estas narraciones, los niños ponen un juego sus propias experiencias y creatividad, posibilitándolos a encontrar respuestas a las incógnitas que ellos se plantean, estableciendo una relación entre los personajes, los escenarios y las situaciones que cada cuento les ofrece.

Los cuentos fantásticos no solo son relatos que nos transportan a lugares míticos llenos de ilusiones y de fantasía, a través de ellos se desarrolla la imaginación, y se fomenta el aprendizaje puesto que se constituyen por elementos que se traducen en moralejas o enseñanzas, y en donde se posibilita un despliegue subjetivo importantísimo en el desarrollo psíquico del niño.

A lo largo de la historia estos relatos han permanecido como parte de la cultura de cada pueblo y prevalecen, puesto que en ellos se reflejan las inquietudes de los niños de todas las épocas. Podríamos asegurar que estos cuentos están vigentes, puesto que aún en nuestros días, existen en el pensamiento infantil las mismas interrogantes. Los cuentos de hadas representan escenarios que describen un drama, donde el niño siempre tiene cabida, y donde la ficción se entrelaza con una historia en la cuál se proporcionan pequeñas piezas que el niño acomoda en su propia historia.

Como mencionamos, en los cuentos encontramos héroes, príncipes, villanos y seres fantásticos investidos de magia, que se involucran en situaciones que representan dificultades que superar, para luego ser vencidas,. En la mayoría de estas historias nos enfrentamos a personajes que sufren una transformación, luego de encarar algunas vicisitudes, triunfando al hacer lo correcto con la ayuda de algún ser que aparece en el camino para acompañarlo, ayudarlo y compartir al final su dicha, obteniendo el villano el castigo que merece.

Al leer o escuchar relatos, los niños hacen uso de su imaginación y son dotados de nuevos recursos a los que pueden recurrir para aliviar la angustia que les produce el paso de la niñez a la pubertad así como, experimentar sensaciones de bienestar y placer que contribuyen al desarrollo personal de cada uno. Al encontrar en los cuentos maravillosos objetos cargados de “poderes” y de “magia”, los niños traducen sus ilusiones en realidades a través de las imágenes que ellos mismos se crean y donde se pueden reflejar y mirar asimismos como parte de su propio entorno.

viernes, 13 de agosto de 2010

MEDIACION

Enseñar a los niños a resolver problemas de forma pacífica, armónica y colaborativa los ayudará a enfrentar los retos que exige la convivencia.

Cuando los pequeños se incorporan al espacio escolar se enfrentan a nuevos retos, primordialmente dejar el hogar para formar parte de un nuevo grupo donde encuentran nuevas formas para convivir. Tienen entonces, que aprender como relacionarse con sus semejantes de forma respetuosa y armónica, y esto va ayudando a ir desarrollando su personalidad.

Al entrar en contacto con otros niños es inevitable que surjan conflictos, puesto que todos y cada uno de nosotros tiene una perspectiva diferente de lo que nos rodea y esto genera diferencias de opinión y puntos de vista. Esta problemática no está condicionada a los tiempos actuales, desde siempre, el encuentro ante las necesidades e intereses propios y ajenos hace que las relaciones en ocasiones se tornen complejas.

La mediación surge como un recurso para la resolución de conflictos, es una herramienta para los educadores dónde las dos partes enfrentadas recurren voluntariamente a una tercera persona imparcial que es el mediador, quién les ayuda a reflexionar y a orientar sus relaciones, para que cada parte pueda reconocer las necesidades propias y las del otro buscando una reconciliación mediante soluciones que impliquen un común acuerdo de manera pacífica y cooperativa.

Las necesidades educativas actuales se tornan complejas puesto que confluyen en la escuela una mayor diversidad de intereses y puntos de vista, generando nuevos conflictos, es ahí donde la escuela debe considerar alternativas para generar en los niños una conciencia social puesto que los métodos tradicionales se han tornado insuficientes.

La técnica de la mediación contribuye al logro de uno de los principales objetivos de la escuela: la socialización, puesto que hoy no basta con que el colegio asuma únicamente la responsabilidad de desarrollar competencias cognitivas, sino también socio-afectivas y emocionales.

Los problemas de convivencia en la escuela requieren una forma global de tratamiento. Los niños aprenden lo que ven y viven, es por ello, que el aprendizaje para la convivencia implica un esfuerzo colectivo familia-escuela. En la medida que mejoran las habilidades para la convivencia de los padres y madres, se favorece la colaboración con la escuela, participando en conjunto del proceso de socialización de los pequeños.

Educar para la convivencia implica el respeto, la tolerancia y la aceptación de la diversidad que hoy se convierte en un imperativo, puesto que nuestros niños están inmersos en un mundo globalizado dónde es necesario aprender a resolver conflictos de forma armónica y empática, utilizando el dialogo como herramienta principal y como una forma de enriquecimiento mutuo, educando en la participación, en la democracia, en la solidaridad y en el compromiso con el bien común.

Los conflictos entonces, “se convierten en oportunidades de transformación social, si se crean alternativas de solución pacíficas y equitativas para mejorar las relaciones y por tanto la convivencia”. (Basado en Caja Herramientas de Gernika Gogoratuz). El transformar el problema en un elemento de aprendizaje social requiere de habilidades y procedimientos, uno de ellos es la mediación.

Transformar ese conflicto en elemento enriquecedor para las partes requiere la utilización de ciertas habilidades y procedimientos, uno de ellos es la mediación

En la mediación, la tercera persona que contribuye a que el proceso se lleve a cabo es el mediador, quién actúa como controlador del proceso pero no del resultado, sin asumir la responsabilidad de dar una sanción o favorecer a alguna de las partes.

El mediador ayuda a identificar y satisfacer los intereses y necesidades de cada parte en conflicto, contribuyendo a comprenderse en lo individual, para generar empatía y así mantener un clima de confianza dónde se generen ideas creativas para la resolución del problema en un marco de valores, sin hacer juicios, ni dictar sanciones. Su fin es facilitar la comunicación de las partes y por lo tanto su relación.

La mediación como método para la resolución de conflictos y para el aprendizaje social y emocional se basa en lo siguiente:

Es un acto cooperativo, NO competitivo
Su fin es mejorar las relaciones por lo que implica soluciones creativas orientadas al futuro
Exige franqueza y honestidad
Las dos partes ganan
Implica el desarrollo de la empatía, no de una posición egocéntrica
Es un proceso voluntario, requiere la motivación de ambas partes
No existe la “lucha de poderes”
No es punitivo, no hay castigos ni sanciones
Mejora el autoconcepto y el autoestima de ambas partes

martes, 15 de junio de 2010

LA FUNCION DEL DISCURSO PSICOPEDAGOGICO


El discurso (psico) pedagógico actualmente hegemónico es una realidad que hoy vivimos en nuestro sistema educativo. Como en otros países, el malestar de los docentes ante la indisciplina y la supuesta falta de capacidad para hegemonizar a los grupos de niños que pretenden “educar” se hace mayor. Como educadores partimos de ese supuesto o ilusión, de considerar que, a partir de una intervención adecuada, el futuro del niño será mejor que el nuestro, es decir se concibe la imagen del niño a educar como “reverso imaginario del adulto en falta” por lo tanto como un objeto ante el deseo como adultos de posibilitar o dotar al niño de lo que a nosotros mismos nos ha hecho falta; por lo tanto al perseguir llenar esa falta imposible del deseo, “suturar” como lo dice la lectura, el docente de hoy experimenta un malestar profesional, puesto que desconoce la propia imposibilidad de la tarea educativa que implica por el contrario posibilitar al pequeño hacia un despliegue subjetivo que lo humanice a partir de la palabra, ligando la pulsión del mismo a la cultura que lo rodea. No se trata de adecuar una “receta de cocina” para desarrollar las capacidades de cada niño alrededor de pensamiento naturalista, traducido al constructivismo de hoy, puesto que esto, lejos de ir estrechando la brecha del deseo, se revela como el fracaso escolar tan frecuente en nuestras aulas.

Para ejemplificar esta situación podemos tomar el caso de aquel maestro de “artes plásticas que trata de “enseñar” al alumno como realizar un paisaje.

El maestro concibe una realidad desde su punto de vista y después de un recorrido que él, como adulto, ha hecho por la vida pretendiendo hegemonizar la mirada infantil como si fuera la suya. Así al hecho de que el niño diga “el cielo es verde” el adulto que pretende transmitir sus saberes al cuerpo infantil lo corrige diciendo “no, el cielo es azul”, adiestrando al pequeño, sin considerar la necesidad de éste de desplegar su subjetividad. El hecho de reconocer que el niño despliega saberes que no sabe, facilitaría su práctica evitando el malestar y el supuesto fracaso educativo. Si el adulto, hoy maestro, pudiera reconocer al cuerpo infantil desde una perspectiva psicoanalítica, se daría una verdadera educación puesto que no partiría de esa ilusión imposible de suturar esa grieta del deseo.

sábado, 22 de mayo de 2010

LA NARRACIÓN Y EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO

La narrativa, en forma de cuentos, leyendas, canciones, “corridos” (canciones que representan historias) e historias familiares que se heredaban de padres a hijos, han representado una característica de nuestra cultura. A través del tiempo, la narrativa se daba en forma natural como parte de la relación familiar desde los primeros años de vida, donde la convivencia y los lazos de padres a hijos se fortalecían, por lo tanto, los niños antes de incorporarse al espacio escolar poseían una gran potencialidad psíquica y ricas reservas simbólicas las cuales les servían para incorporarse a una sociedad donde prevalecían los intercambios lingüísticos, potenciando los procesos de simbolización en la escuela, donde efectivamente la escolaridad se caracterizaba por la imposición de un lenguaje mas bien académico, pero que quedaba complementado por las características de las costumbres sociales que el niño obtenía de su medio.

Desafortunadamente esto se ha modificado en nuestros días por los mismos problemas que aquejan a otras sociedades (falta de tiempo, una vida “rápida” la introducción de la tecnología, el ambiente massmediático en el que nos desenvolvemos, etc.) por lo tanto el papel de la escuela se torna un lugar particular, no solo como un tercer momento en el desarrollo del sujeto sino en ocasiones sustituyendo momentos anteriores.

Antiguamente las primeras estructuras del sujeto se construían en la familia de acuerdo a la jerarquía en el desarrollo de la psique: primer encuentro (madre-hijo), donde la madre se ocupaba de su papel como una importante profesión deseando al niño desde antes de su nacimiento, dedicando gran parte de su tiempo (si no es que todo) a procurar el cuidado, alimentación, los arrullos y cariños maternales, tan importantes para el despliegue del psiquismo del sujeto, construyendo el proceso de simbolización del niño y construyendo su carácter libidinal (en un segundo momento con la relación del padre en el seno del hogar) dando como resultado un niño- sujeto con la riqueza simbólica necesaria para enfrentar el tercer encuentro, encuentro con el espacio social (escuela) ampliando su oportunidad para crear nuevas representaciones incrementando sus procesos sustitutivos y accediendo a la complejización del psiquismo.

En la práctica educativa cotidiana, hemos detectado la gran necesidad de ir modificando la misión escolar, puesto que los niños llegan de sus hogares con un escaso bagaje lingüístico y simbólico debido a las deficientes experiencias o encuentros significativos a los que se han enfrentado en el espacio parental dejando importantes secuelas en los niños. Por lo tanto la forma de interpretación de los niños ante el encuentro escolar cada día se hace más difícil. La gran oportunidad que ofrece la institución educativa en cuanto a la recuperación de aspectos históricos de cada sujeto con respecto a la calidad de sus relaciones anteriores se obstaculiza por la deficiente calidad de los mismos, que cada día se percibe en más niños.

Partiendo de que “los nuevos objetos y sujetos con los que el niño se relaciona en el espacio escolar son depositarios de aspectos que atraen, donde otros modos de ser y de producir tensan y cuestionan las formas conocidas, produciendo atractivos inesperados de lo que quedó marcado como una carencia originaria” y de que “la existencia del Otro que ostenta aquello deseado de lo que el sujeto carece, impone la diversidad y el atractivo de sustituir los modos de descarga iniciales por nuevas y más amplias formas de encontrar satisfacción”.

En nuestra sociedad actual, “La actividad de pensar en el ciclo que inicia” la escuela se torna un espacio complejo y con mas responsabilidad hacia la motivación del intercambio lingüístico, sustituyendo esos primeros espacios de encuentro del niño.


De frente a esta problemática nuestra institución ha buscado la manera de fomentar la narrativa a través de un programa de lectura donde lo importante es el intercambio grupal, (no la cantidad de libros que se lee), mediante la relación que cada niño desde su subjetividad establece con la trama, los conflictos y los personajes, promoviendo que entre ellos interactúen, motivándolos a “conectarse”, “preguntarse”, “visualizar”, “inferir” y “transformar”, (habilidades fundamentales del programa) proporcionando los medios y los espacios para acceder a un pensamiento dinámico, singular, creativo y transmisible, por medio del despliegue del discurso, mediante la narración y el diálogo, generando además espacios donde se fomenta el respeto hacia la posición subjetiva de cada niño.

El programa consiste en lo siguiente: Los niños se reúnen en un espacio cómodo para que la maestra les lea una historia, esta historia es seleccionada previamente con el fin de que el relato pueda cobrar algún sentido a los niños de acuerdo a sus edades y contextos, para así darles la oportunidad de ir favoreciendo cada habilidad (a los que llamamos “poderes de la mente”). Por ejemplo, con los pequeños se busca alguna historia que hable de la familia o de las mascotas para que, al ir leyendo el niño se “conecte” con cada parte de la historia. La maestra modela esto “conectándose” ella misma a lo que lee, invitando a los niños a hacer lo mismo, respetando las aportaciones de los compañeros y diferenciando lo que sería “conectarse” (encontrar algo significativo de la historia en relación a sus experiencias) o recordar (que sería traer a la memoria un evento propio o vivido) para compartirlo con el grupo.

Cada “poder” tiene un objetivo particular, realizándose actividades y diferentes lecturas en torno a este, incorporándose uno con otro a través del ciclo escolar, partiendo del modelamiento de la maestra hasta la lectura individual o la “revisión de un cuento” que cada niño escoge a partir de un grupo de libros previamente seleccionados por la maestra, compartiendo posteriormente la lectura elegida de la misma forma que lo hizo la maestra con el grupo en un principio. Los alumnos mayores (de primaria) escriben sus ideas en “pegatinas” que van pegando en cada página que leen y que relacionen con cada “poder”, para luego compartirlas con el grupo.

En cuanto a “conectar” como ya lo explicamos se busca que los niños por medio de la historia, relaten sus experiencias, y sus recuerdos y construyan transfiriendo su posición hacia los personajes. Estableciéndose compromisos singulares de sus características subjetivas.

En cuanto a “preguntar” se motiva a los alumnos a hacerse preguntas no directas sobre las situaciones de los cuentos que leen o que escuchan, siguiendo la misma metodología, explicándoles que no todas las preguntas tienen respuestas (en el texto) y que esas preguntas “sin respuesta” (preguntas que donde manifiestan su posición subjetiva) los ayuda a llegar al fondo de la historia mejor que aquellas preguntas “con respuesta” (respuestas directas).

En cuanto a “visualizar” los niños combinan su propia experiencia y conocimiento previo con las palabras del autor para crear imágenes mentales que amplían la comprensión del texto y dan vida a la lectura. Se busca que los niños sean capaces de activar sus sentidos para imaginar, buscando libros que contengan múltiples descripciones y lenguaje vívido (para poder percibir) así como cuentos que describan cosas que con los que los alumnos estén familiarizados.

En cuanto a “predecir” los niños utilizan sus recursos simbólicos para formularse hipótesis sobre la lectura, buscando diferentes desenlaces en las historias, y buscando información no escrita dentro del texto, sino en su propia producción subjetiva, la cual complementa la historia.

En cuanto a “transformar” los niños incorporan las nuevas experiencias, por medio de la narrativa: discurso, diálogo, lectura y creación literaria (escrita, oral, pictórica), poniendo en juego el despliegue de la producción representativa, la apretura a nuevos referentes y la apropiación de nuevos recursos simbólicos.

El programa se implementó el ciclo escolar pasado, con el fin de promover la narrativa y el interés por la lectura de manera intrínseca, enfrentando algunas dificultades puesto que para los docentes este cambio en el enfoque ha sido nuevo, pero obteniendo importantes resultados con los alumnos como son:

La promoción en el niño de un posicionamiento activo y crítico que emociona y favorece la expresión y potenciación de la actividad reflexiva al tomar como punto de partida el relato y la observación de cuentos. En palabras de M. Casas un verdadero “entrenamiento de simbolización”, hace aparecer un sujeto deseante, donde “A través de la narración y la reproducción de la trama que como función anticipadora del sujeto hace aparecer al sujeto deseante (curiosidad, deseos de saber) que se logre por medio de la relación que se establecen con los personajes.” Siendo estos “modos muy vivos de jugarse las identificaciones que configuran a su vez, una red que se organiza desde el discurso familiar.. en ese tránsito también se aprende a sustituir”. Por lo tanto los alumnos van avanzando en su constitución como sujetos.

En cuanto a la lectura y discusión grupal esta ha dado la oportunidad de se produzcan cambios subjetivos en los niños y que estos puedan consolidarse a través de la contradicción discursiva entre los miembros del mismo espacio significativo, promoviendo la confrontación, el dialogo y la crítica entre semejantes.

Considero que muchas veces es complicado encontrar la forma para promover programas que pongan en juego el lenguaje y la actividad de pensar, pero estoy convencida de que como educadores tenemos la misión y la gran fortuna de intervenir en el enriquecimiento integral del alumno, tomando muy en cuenta su desarrollo psíquico y del pensamiento en los niños, preparándolos para la complejidad del siglo que se inicia.

lunes, 17 de mayo de 2010

FOBIA ESCOLAR

Enseñar no es una actividad neutra, sino un lazo en el que “enseñar” o “aprender” no son meras acciones impersonales, sino actos con los que el sujeto está relacionado en lo más íntimo de su ser: sus ideales, sus temores e inseguridades, y sobre todo, sus procesos inconscientes, es decir, lo que no sabe de sí mismo”. Al referirse a “vulnerabilidad” A. Cordié manifiesta que la relación de enseñanza puede poner de manifiesto para un sujeto, alumno o docente aspectos no resueltos o mal resueltos de su constitución subjetiva y que hablan permaneciendo desconocidos para él en la medida en que no se había encontrado nunca en situación parecida poniendo a prueba estructuras psíquicas profundas, con el riesgo de desencadenar en algunos casos la angustia y los síntomas de una neurosis o de una psicosis.
Así mismo para Freud, (Sobre la psicología del colegial, 1914) lo mas importante en la relación entre maestros y alumnos, no se reduce a los contenidos, a las técnicas utilizadas para la transmisión de estos contenidos y a los mecanismos cognitivos empleados, sino que tiene lugar otro saber mas importante, un saber del inconsciente, es decir, lo que cada uno de los participantes en esa relación pone en funcionamiento sin ser consciente de ello, pero que no obstante, crea una “corriente subterránea” que preside todos los intercambios entre profesor y alumno.

El tomar en cuenta la realidad psíquica de los protagonistas del proceso enseñanza-aprendizaje es sumamente importante y en la práctica, pocos son los centros educativos que buscan favorecer el aprendizaje a través de un análisis mas complejo del alumno, y es mucho menos frecuente el que el docente pueda analizar o reconocer su problemática personal para así enfrentar el “malestar” desde un punto de vista diferente, sin culpar solamente al alumno de su “ineptitud” por no asimilar los contenidos que el maestro le proporciona. Aparentemente la “fobia escolar” es un fenómeno moderno en los centros escolares, pero desde mi punto de vista este fenómeno ha existido siempre.

Tomando en cuenta que el afecto se manifiesta en la fobia como angustia, (cuando la representación se separa del afecto, pero éste no pasa a investir una nueva representación liberándose en forma de angustia hasta que otra representación la ligue transformándola en miedo referido a un objeto fobígeno, en este caso la institución escolar) podríamos decir que en nuestra sociedad muchos alumnos asisten a la escuela angustiados y por lo tanto la “fobia escolar” se hace presente de forma continua, en los centros educativos sin habérsele prestado la atención que merece, y sin reflexionar el impacto que esto tiene en la formación del sujeto tanto para los alumnos como para los maestros.

sábado, 15 de mayo de 2010

ANTIPEDAGOGIA: NECESIDAD DE INSTITUCIONALIZAR

Margarita Zorrillo Fierro plantea la problemática existente desde su punto de vista criticando al sistema y describiendo algunas de las fallas que encuentra en el camino hacia una “educación de calidad” en nuestro país.

Desde mi punto de vista y a partir del artículo en cuestión, la educación se percibe como un exceso de burocratización, pareciera que retornamos a los tiempos que Mannoni describe como su saber sobre la locura. Pareciera que nuestros centros educativos se conciben como aquellos lugares donde se buscaba “normalizar” a los “locos”, y que en nuestro caso llamaríamos analfabetos, y que como contexto se le denomina “rezago educativo”.

Encuentro una analogía con Mannoni, (La educación Imposible) puesto que las autoridades se preocupan por un lado de proporcionar a la población una educación que democratice, que atienda a la diversidad, que se convierta en “obligatoria” desde edades tempranas (pre escolar) que disminuya la taza de “reprobación”, con el objeto de elevar la “calidad educativa de la población” pero que forzosamente está inmersa en una institucionalización, en la que se manifiesta un “abuso de poder” desde el momento que se burocratizan los programas, y hasta las funciones de docentes y directivos, y que al final está íntimamente relacionada con “la reproducción del sistema” (Manonni). Donde lo paradójico del abordaje de las dificultades del aprendizaje es el cruce de los obstáculos sociales, económicos y políticos, desde los cuales no se puede articular un abordaje individual sin cuestionar la norma.

“La perversión de saber procede de una posición teórica cuyo punto de vista es deliberadamente dominante respecto del sujeto educativo. Para ello hace falta una descripción del contexto socio-económico y político desde el cuál se constituye el lazo mortífero c se ha reconocido la desigual distribución de la calidad de la oferta educativa, pero también expone cifras que permiten “dimensionar la universalización” de la primaria on el otro.” (Mannoni)

Es definitivo que en la sociedad mexicana el contexto político, la influencia y los propios intereses de los que gobiernan, de los actores de la educación, del sindicato, de la búsqueda de un posicionamiento ante otros países, sobrepasan los intereses del bienestar infantil, a la manera que describe Max Weber cuando se refería a la comunidad de la Edad Media.

Lo que al parecer se busca hoy en día es competir con otros, el objetivo educativo está basado en una educación autoritaria, que resulta en todo menos en la atención a la subjetividad de la persona, en la búsqueda del aprendizaje por experiencia, confinando a los estudiantes a lugares de adiestramiento, donde la palabra está sujeta a la decisión del maestro, de la ley, de los “planes y programas” que resultan para el sujeto en muchos de los casos verdaderos sitios de producción neurótica”.

Este artículo nos muestra algunos puntos contundentes en relación a como se concibe la educación y en que medida el sistema se enfoca hacia la demanda del sistema escolar en la mayoría de los casos, sobrepasando el deseo de aprender del alumno.

“la burocratización excesiva de las funciones de la dirección escolar, la supervisión, así como del conjunto de la Administración estatal y federal, la subordinación del interés de la educación a otros interés..”

“…en los últimos 18 años se identifica un desarrollo importante en la educación básica al haber reducido las tasas de reprobación y deserción…”

“…se ha reconocido la desigual distribución de la calidad de la oferta educativa, pero también expone cifras que permiten “dimensionar la universalización” de la primaria.”


“consiguen aprender, algo muy lejano de los propósitos y contendidos establecidos en el currículo vigente”

¿Qué podemos desprender de estas citas?

“La lógica institucional establece el malentendimiento de la rutina administrativa cuyo peso impide cualquier dialéctica en la práctica educativa. La rutina administrativa es un instrumento institucional que tiene por misión “defenderse contra los efectos de cualquier palabra llamada libre” (pp.77)

CREATIVIDAD: ELEMENTO INDISPENSABLE PARA EL EXITO

Erróneamente, por mucho tiempo, la creatividad se ha relacionado únicamente con el campo de habilidades artísticas, dejando del lado que la creatividad se encuentra presente como un proceso de innovación y de solución de problemas en todos los ámbitos en los que se desarrolla el ser humano, afectando directamente el desarrollo personal así como la relación con el medio que el niño establece desde sus primero años de vida.

La creatividad es un elemento que todo ser humano posee y que surge en la medida de las relaciones que éste establezca con su entorno como un proceso ligado a su desarrollo, y que afecta a la construcción de su aparato psíquico.


En la medida que un niño se enfrente a buscar soluciones que satisfagan sus fantasías, estará creando; el “error” que conlleva a la búsqueda de nuevas soluciones por parte del niño, y que tantas veces en nuestro sistema educativo ha sido motivo de correcciones y sanciones, debe ser considerado como una oportunidad de conocimiento; la autoestima y la construcción interpersonal del niño dependen en gran medida de la libertad y del estímulo que perciben del medio que los rodea para poner en juego sus juicios y experimentar libremente, en busca de su “yo”.

La inteligencia por otro lado está ligada a la creatividad en tanto que Toda persona creativa es inteligente, pero no lo contrario. Además, tanto el pensamiento inteligente como el creativo aparecen de acuerdo con el tipo de actividad y comunicación que se proponga.- La creatividad es inversamente proporcional a los estímulos materiales Por lo tanto los educadores debemos proporcionar el espacio al niño para que este sea libre y no marcar “ideales” que conduzcan a la estandarización y homogeneización de saberes cuartando la individualidad y la creatividad personal.

Los ambientes en el que el niño se desenvuelve son decisivos para el desarrollo de esta creatividad, la forma en que él interioriza lo que del medio recibe, lo acomoda y lo descentraliza para manifestarlo al exterior, lo conduce a la expresión y búsqueda de nuevas opciones, buscando su propia realización como ser humano al comunicarse con los demás valiéndose de sus “creaciones”.

Los valores y virtudes universales en el ambiente en el que niño se desenvuelve son también factores vitales que intervienen en el desarrollo de la creatividad, puesto que de ellos depende que el niño aprenda a respetar, tolerar, compartir, y cuestionar con libertad dentro de una comunidad en la que los intercambios son primordiales para el crecimiento personal y por lo tanto para el desarrollo colectivo.

Según Howard Gardner, (Five Minds for the Future, 2007) la creatividad es un elemento indispensable para el éxito, en todos los campos. “Yo creo, por lo tanto yo soy”. La creatividad está ligada indiscutiblemente con la posibilidad de innovar, y esta solo se logra partiendo de la idea de que aquellos que tiene la posibilidad de formular nuevas teorías, alcanzan un desarrollo creativo.

Mihaly Csikszentmihalyi, asegura que la creatividad va mas allá de la indivualidad, y que emerge de la interacción de tres elementos:

El individual que domina una disciplina para así hacer surgir variaciones sobre estas.
El dominio cultural dentro del cuál el individuo se desenvuelve puesto que.
El campo social, donde la escuela o el ambiente de enseñanza aprendizaje tienen su incidencia dando acceso a experiencias y oportunidades para desarrollarse.

Así mismo plantea que la creatividad ocurre cuando un producto que se genera de forma individual o grupal en algún campo (no únicamente en las artes) es reconocido por su campo como una innovación. Y esto aplica desde lo mas elemental hasta los inventos o creaciones mas trascendentes.

Esto nos lleva a deducir que la creatividad que cada niño/individuo posee y pone en práctica para la resolución de un problema o la innovación de una premisa que muchas veces no se somete a los juicios escolares, es la base para la creatividad.

Es por todo esto que los educadores (padres, maestros, adultos) tenemos en nuestras manos la posibilidad de ofrecer a los pequeños, espacios creativos tanto en el hogar como en el aula. De nosotros depende el éxito en un futuro, o mejor dicho en un presente donde la creatividad es altamente valorada.

Algunos puntos que pueden ayudar para el desarrollo y fomento de la creatividad en el aula son los siguientes:

- Que el educador sea un facilitador y un puente entre lo que se sabe y lo que se pretende lograr.
- Mostrar interés en las aportaciones del niño, y de sus puntos de vista respetando la idea de éste, y sin importar si la idea pueda ser erronea.
- Propiciar el diáglo, y la comunicación y estar abierto a las aportaciones del niño, en cuanto al proceso de cada actividad mas allá del logro de resultados.
- Propiciar que cada niño busque soluciones diferentes a un mismo planteamiento respetando sus aportaciones.
- Propiciar un clima de respeto y colaboración en las actividades en las
que el niño se desenvuelve.
- No interpretar, sino presentarse abierto a las aportaciones y conclusiones por parte de los niños.
- Dar acceso a diferentes materiales, espacios, y cuestionamientos para que el niño resuelva diferentes planteamientos.

Buscar este blog

Seguidores

Archivo del blog