sábado, 22 de mayo de 2010

LA NARRACIÓN Y EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO

La narrativa, en forma de cuentos, leyendas, canciones, “corridos” (canciones que representan historias) e historias familiares que se heredaban de padres a hijos, han representado una característica de nuestra cultura. A través del tiempo, la narrativa se daba en forma natural como parte de la relación familiar desde los primeros años de vida, donde la convivencia y los lazos de padres a hijos se fortalecían, por lo tanto, los niños antes de incorporarse al espacio escolar poseían una gran potencialidad psíquica y ricas reservas simbólicas las cuales les servían para incorporarse a una sociedad donde prevalecían los intercambios lingüísticos, potenciando los procesos de simbolización en la escuela, donde efectivamente la escolaridad se caracterizaba por la imposición de un lenguaje mas bien académico, pero que quedaba complementado por las características de las costumbres sociales que el niño obtenía de su medio.

Desafortunadamente esto se ha modificado en nuestros días por los mismos problemas que aquejan a otras sociedades (falta de tiempo, una vida “rápida” la introducción de la tecnología, el ambiente massmediático en el que nos desenvolvemos, etc.) por lo tanto el papel de la escuela se torna un lugar particular, no solo como un tercer momento en el desarrollo del sujeto sino en ocasiones sustituyendo momentos anteriores.

Antiguamente las primeras estructuras del sujeto se construían en la familia de acuerdo a la jerarquía en el desarrollo de la psique: primer encuentro (madre-hijo), donde la madre se ocupaba de su papel como una importante profesión deseando al niño desde antes de su nacimiento, dedicando gran parte de su tiempo (si no es que todo) a procurar el cuidado, alimentación, los arrullos y cariños maternales, tan importantes para el despliegue del psiquismo del sujeto, construyendo el proceso de simbolización del niño y construyendo su carácter libidinal (en un segundo momento con la relación del padre en el seno del hogar) dando como resultado un niño- sujeto con la riqueza simbólica necesaria para enfrentar el tercer encuentro, encuentro con el espacio social (escuela) ampliando su oportunidad para crear nuevas representaciones incrementando sus procesos sustitutivos y accediendo a la complejización del psiquismo.

En la práctica educativa cotidiana, hemos detectado la gran necesidad de ir modificando la misión escolar, puesto que los niños llegan de sus hogares con un escaso bagaje lingüístico y simbólico debido a las deficientes experiencias o encuentros significativos a los que se han enfrentado en el espacio parental dejando importantes secuelas en los niños. Por lo tanto la forma de interpretación de los niños ante el encuentro escolar cada día se hace más difícil. La gran oportunidad que ofrece la institución educativa en cuanto a la recuperación de aspectos históricos de cada sujeto con respecto a la calidad de sus relaciones anteriores se obstaculiza por la deficiente calidad de los mismos, que cada día se percibe en más niños.

Partiendo de que “los nuevos objetos y sujetos con los que el niño se relaciona en el espacio escolar son depositarios de aspectos que atraen, donde otros modos de ser y de producir tensan y cuestionan las formas conocidas, produciendo atractivos inesperados de lo que quedó marcado como una carencia originaria” y de que “la existencia del Otro que ostenta aquello deseado de lo que el sujeto carece, impone la diversidad y el atractivo de sustituir los modos de descarga iniciales por nuevas y más amplias formas de encontrar satisfacción”.

En nuestra sociedad actual, “La actividad de pensar en el ciclo que inicia” la escuela se torna un espacio complejo y con mas responsabilidad hacia la motivación del intercambio lingüístico, sustituyendo esos primeros espacios de encuentro del niño.


De frente a esta problemática nuestra institución ha buscado la manera de fomentar la narrativa a través de un programa de lectura donde lo importante es el intercambio grupal, (no la cantidad de libros que se lee), mediante la relación que cada niño desde su subjetividad establece con la trama, los conflictos y los personajes, promoviendo que entre ellos interactúen, motivándolos a “conectarse”, “preguntarse”, “visualizar”, “inferir” y “transformar”, (habilidades fundamentales del programa) proporcionando los medios y los espacios para acceder a un pensamiento dinámico, singular, creativo y transmisible, por medio del despliegue del discurso, mediante la narración y el diálogo, generando además espacios donde se fomenta el respeto hacia la posición subjetiva de cada niño.

El programa consiste en lo siguiente: Los niños se reúnen en un espacio cómodo para que la maestra les lea una historia, esta historia es seleccionada previamente con el fin de que el relato pueda cobrar algún sentido a los niños de acuerdo a sus edades y contextos, para así darles la oportunidad de ir favoreciendo cada habilidad (a los que llamamos “poderes de la mente”). Por ejemplo, con los pequeños se busca alguna historia que hable de la familia o de las mascotas para que, al ir leyendo el niño se “conecte” con cada parte de la historia. La maestra modela esto “conectándose” ella misma a lo que lee, invitando a los niños a hacer lo mismo, respetando las aportaciones de los compañeros y diferenciando lo que sería “conectarse” (encontrar algo significativo de la historia en relación a sus experiencias) o recordar (que sería traer a la memoria un evento propio o vivido) para compartirlo con el grupo.

Cada “poder” tiene un objetivo particular, realizándose actividades y diferentes lecturas en torno a este, incorporándose uno con otro a través del ciclo escolar, partiendo del modelamiento de la maestra hasta la lectura individual o la “revisión de un cuento” que cada niño escoge a partir de un grupo de libros previamente seleccionados por la maestra, compartiendo posteriormente la lectura elegida de la misma forma que lo hizo la maestra con el grupo en un principio. Los alumnos mayores (de primaria) escriben sus ideas en “pegatinas” que van pegando en cada página que leen y que relacionen con cada “poder”, para luego compartirlas con el grupo.

En cuanto a “conectar” como ya lo explicamos se busca que los niños por medio de la historia, relaten sus experiencias, y sus recuerdos y construyan transfiriendo su posición hacia los personajes. Estableciéndose compromisos singulares de sus características subjetivas.

En cuanto a “preguntar” se motiva a los alumnos a hacerse preguntas no directas sobre las situaciones de los cuentos que leen o que escuchan, siguiendo la misma metodología, explicándoles que no todas las preguntas tienen respuestas (en el texto) y que esas preguntas “sin respuesta” (preguntas que donde manifiestan su posición subjetiva) los ayuda a llegar al fondo de la historia mejor que aquellas preguntas “con respuesta” (respuestas directas).

En cuanto a “visualizar” los niños combinan su propia experiencia y conocimiento previo con las palabras del autor para crear imágenes mentales que amplían la comprensión del texto y dan vida a la lectura. Se busca que los niños sean capaces de activar sus sentidos para imaginar, buscando libros que contengan múltiples descripciones y lenguaje vívido (para poder percibir) así como cuentos que describan cosas que con los que los alumnos estén familiarizados.

En cuanto a “predecir” los niños utilizan sus recursos simbólicos para formularse hipótesis sobre la lectura, buscando diferentes desenlaces en las historias, y buscando información no escrita dentro del texto, sino en su propia producción subjetiva, la cual complementa la historia.

En cuanto a “transformar” los niños incorporan las nuevas experiencias, por medio de la narrativa: discurso, diálogo, lectura y creación literaria (escrita, oral, pictórica), poniendo en juego el despliegue de la producción representativa, la apretura a nuevos referentes y la apropiación de nuevos recursos simbólicos.

El programa se implementó el ciclo escolar pasado, con el fin de promover la narrativa y el interés por la lectura de manera intrínseca, enfrentando algunas dificultades puesto que para los docentes este cambio en el enfoque ha sido nuevo, pero obteniendo importantes resultados con los alumnos como son:

La promoción en el niño de un posicionamiento activo y crítico que emociona y favorece la expresión y potenciación de la actividad reflexiva al tomar como punto de partida el relato y la observación de cuentos. En palabras de M. Casas un verdadero “entrenamiento de simbolización”, hace aparecer un sujeto deseante, donde “A través de la narración y la reproducción de la trama que como función anticipadora del sujeto hace aparecer al sujeto deseante (curiosidad, deseos de saber) que se logre por medio de la relación que se establecen con los personajes.” Siendo estos “modos muy vivos de jugarse las identificaciones que configuran a su vez, una red que se organiza desde el discurso familiar.. en ese tránsito también se aprende a sustituir”. Por lo tanto los alumnos van avanzando en su constitución como sujetos.

En cuanto a la lectura y discusión grupal esta ha dado la oportunidad de se produzcan cambios subjetivos en los niños y que estos puedan consolidarse a través de la contradicción discursiva entre los miembros del mismo espacio significativo, promoviendo la confrontación, el dialogo y la crítica entre semejantes.

Considero que muchas veces es complicado encontrar la forma para promover programas que pongan en juego el lenguaje y la actividad de pensar, pero estoy convencida de que como educadores tenemos la misión y la gran fortuna de intervenir en el enriquecimiento integral del alumno, tomando muy en cuenta su desarrollo psíquico y del pensamiento en los niños, preparándolos para la complejidad del siglo que se inicia.

lunes, 17 de mayo de 2010

FOBIA ESCOLAR

Enseñar no es una actividad neutra, sino un lazo en el que “enseñar” o “aprender” no son meras acciones impersonales, sino actos con los que el sujeto está relacionado en lo más íntimo de su ser: sus ideales, sus temores e inseguridades, y sobre todo, sus procesos inconscientes, es decir, lo que no sabe de sí mismo”. Al referirse a “vulnerabilidad” A. Cordié manifiesta que la relación de enseñanza puede poner de manifiesto para un sujeto, alumno o docente aspectos no resueltos o mal resueltos de su constitución subjetiva y que hablan permaneciendo desconocidos para él en la medida en que no se había encontrado nunca en situación parecida poniendo a prueba estructuras psíquicas profundas, con el riesgo de desencadenar en algunos casos la angustia y los síntomas de una neurosis o de una psicosis.
Así mismo para Freud, (Sobre la psicología del colegial, 1914) lo mas importante en la relación entre maestros y alumnos, no se reduce a los contenidos, a las técnicas utilizadas para la transmisión de estos contenidos y a los mecanismos cognitivos empleados, sino que tiene lugar otro saber mas importante, un saber del inconsciente, es decir, lo que cada uno de los participantes en esa relación pone en funcionamiento sin ser consciente de ello, pero que no obstante, crea una “corriente subterránea” que preside todos los intercambios entre profesor y alumno.

El tomar en cuenta la realidad psíquica de los protagonistas del proceso enseñanza-aprendizaje es sumamente importante y en la práctica, pocos son los centros educativos que buscan favorecer el aprendizaje a través de un análisis mas complejo del alumno, y es mucho menos frecuente el que el docente pueda analizar o reconocer su problemática personal para así enfrentar el “malestar” desde un punto de vista diferente, sin culpar solamente al alumno de su “ineptitud” por no asimilar los contenidos que el maestro le proporciona. Aparentemente la “fobia escolar” es un fenómeno moderno en los centros escolares, pero desde mi punto de vista este fenómeno ha existido siempre.

Tomando en cuenta que el afecto se manifiesta en la fobia como angustia, (cuando la representación se separa del afecto, pero éste no pasa a investir una nueva representación liberándose en forma de angustia hasta que otra representación la ligue transformándola en miedo referido a un objeto fobígeno, en este caso la institución escolar) podríamos decir que en nuestra sociedad muchos alumnos asisten a la escuela angustiados y por lo tanto la “fobia escolar” se hace presente de forma continua, en los centros educativos sin habérsele prestado la atención que merece, y sin reflexionar el impacto que esto tiene en la formación del sujeto tanto para los alumnos como para los maestros.

sábado, 15 de mayo de 2010

ANTIPEDAGOGIA: NECESIDAD DE INSTITUCIONALIZAR

Margarita Zorrillo Fierro plantea la problemática existente desde su punto de vista criticando al sistema y describiendo algunas de las fallas que encuentra en el camino hacia una “educación de calidad” en nuestro país.

Desde mi punto de vista y a partir del artículo en cuestión, la educación se percibe como un exceso de burocratización, pareciera que retornamos a los tiempos que Mannoni describe como su saber sobre la locura. Pareciera que nuestros centros educativos se conciben como aquellos lugares donde se buscaba “normalizar” a los “locos”, y que en nuestro caso llamaríamos analfabetos, y que como contexto se le denomina “rezago educativo”.

Encuentro una analogía con Mannoni, (La educación Imposible) puesto que las autoridades se preocupan por un lado de proporcionar a la población una educación que democratice, que atienda a la diversidad, que se convierta en “obligatoria” desde edades tempranas (pre escolar) que disminuya la taza de “reprobación”, con el objeto de elevar la “calidad educativa de la población” pero que forzosamente está inmersa en una institucionalización, en la que se manifiesta un “abuso de poder” desde el momento que se burocratizan los programas, y hasta las funciones de docentes y directivos, y que al final está íntimamente relacionada con “la reproducción del sistema” (Manonni). Donde lo paradójico del abordaje de las dificultades del aprendizaje es el cruce de los obstáculos sociales, económicos y políticos, desde los cuales no se puede articular un abordaje individual sin cuestionar la norma.

“La perversión de saber procede de una posición teórica cuyo punto de vista es deliberadamente dominante respecto del sujeto educativo. Para ello hace falta una descripción del contexto socio-económico y político desde el cuál se constituye el lazo mortífero c se ha reconocido la desigual distribución de la calidad de la oferta educativa, pero también expone cifras que permiten “dimensionar la universalización” de la primaria on el otro.” (Mannoni)

Es definitivo que en la sociedad mexicana el contexto político, la influencia y los propios intereses de los que gobiernan, de los actores de la educación, del sindicato, de la búsqueda de un posicionamiento ante otros países, sobrepasan los intereses del bienestar infantil, a la manera que describe Max Weber cuando se refería a la comunidad de la Edad Media.

Lo que al parecer se busca hoy en día es competir con otros, el objetivo educativo está basado en una educación autoritaria, que resulta en todo menos en la atención a la subjetividad de la persona, en la búsqueda del aprendizaje por experiencia, confinando a los estudiantes a lugares de adiestramiento, donde la palabra está sujeta a la decisión del maestro, de la ley, de los “planes y programas” que resultan para el sujeto en muchos de los casos verdaderos sitios de producción neurótica”.

Este artículo nos muestra algunos puntos contundentes en relación a como se concibe la educación y en que medida el sistema se enfoca hacia la demanda del sistema escolar en la mayoría de los casos, sobrepasando el deseo de aprender del alumno.

“la burocratización excesiva de las funciones de la dirección escolar, la supervisión, así como del conjunto de la Administración estatal y federal, la subordinación del interés de la educación a otros interés..”

“…en los últimos 18 años se identifica un desarrollo importante en la educación básica al haber reducido las tasas de reprobación y deserción…”

“…se ha reconocido la desigual distribución de la calidad de la oferta educativa, pero también expone cifras que permiten “dimensionar la universalización” de la primaria.”


“consiguen aprender, algo muy lejano de los propósitos y contendidos establecidos en el currículo vigente”

¿Qué podemos desprender de estas citas?

“La lógica institucional establece el malentendimiento de la rutina administrativa cuyo peso impide cualquier dialéctica en la práctica educativa. La rutina administrativa es un instrumento institucional que tiene por misión “defenderse contra los efectos de cualquier palabra llamada libre” (pp.77)

CREATIVIDAD: ELEMENTO INDISPENSABLE PARA EL EXITO

Erróneamente, por mucho tiempo, la creatividad se ha relacionado únicamente con el campo de habilidades artísticas, dejando del lado que la creatividad se encuentra presente como un proceso de innovación y de solución de problemas en todos los ámbitos en los que se desarrolla el ser humano, afectando directamente el desarrollo personal así como la relación con el medio que el niño establece desde sus primero años de vida.

La creatividad es un elemento que todo ser humano posee y que surge en la medida de las relaciones que éste establezca con su entorno como un proceso ligado a su desarrollo, y que afecta a la construcción de su aparato psíquico.


En la medida que un niño se enfrente a buscar soluciones que satisfagan sus fantasías, estará creando; el “error” que conlleva a la búsqueda de nuevas soluciones por parte del niño, y que tantas veces en nuestro sistema educativo ha sido motivo de correcciones y sanciones, debe ser considerado como una oportunidad de conocimiento; la autoestima y la construcción interpersonal del niño dependen en gran medida de la libertad y del estímulo que perciben del medio que los rodea para poner en juego sus juicios y experimentar libremente, en busca de su “yo”.

La inteligencia por otro lado está ligada a la creatividad en tanto que Toda persona creativa es inteligente, pero no lo contrario. Además, tanto el pensamiento inteligente como el creativo aparecen de acuerdo con el tipo de actividad y comunicación que se proponga.- La creatividad es inversamente proporcional a los estímulos materiales Por lo tanto los educadores debemos proporcionar el espacio al niño para que este sea libre y no marcar “ideales” que conduzcan a la estandarización y homogeneización de saberes cuartando la individualidad y la creatividad personal.

Los ambientes en el que el niño se desenvuelve son decisivos para el desarrollo de esta creatividad, la forma en que él interioriza lo que del medio recibe, lo acomoda y lo descentraliza para manifestarlo al exterior, lo conduce a la expresión y búsqueda de nuevas opciones, buscando su propia realización como ser humano al comunicarse con los demás valiéndose de sus “creaciones”.

Los valores y virtudes universales en el ambiente en el que niño se desenvuelve son también factores vitales que intervienen en el desarrollo de la creatividad, puesto que de ellos depende que el niño aprenda a respetar, tolerar, compartir, y cuestionar con libertad dentro de una comunidad en la que los intercambios son primordiales para el crecimiento personal y por lo tanto para el desarrollo colectivo.

Según Howard Gardner, (Five Minds for the Future, 2007) la creatividad es un elemento indispensable para el éxito, en todos los campos. “Yo creo, por lo tanto yo soy”. La creatividad está ligada indiscutiblemente con la posibilidad de innovar, y esta solo se logra partiendo de la idea de que aquellos que tiene la posibilidad de formular nuevas teorías, alcanzan un desarrollo creativo.

Mihaly Csikszentmihalyi, asegura que la creatividad va mas allá de la indivualidad, y que emerge de la interacción de tres elementos:

El individual que domina una disciplina para así hacer surgir variaciones sobre estas.
El dominio cultural dentro del cuál el individuo se desenvuelve puesto que.
El campo social, donde la escuela o el ambiente de enseñanza aprendizaje tienen su incidencia dando acceso a experiencias y oportunidades para desarrollarse.

Así mismo plantea que la creatividad ocurre cuando un producto que se genera de forma individual o grupal en algún campo (no únicamente en las artes) es reconocido por su campo como una innovación. Y esto aplica desde lo mas elemental hasta los inventos o creaciones mas trascendentes.

Esto nos lleva a deducir que la creatividad que cada niño/individuo posee y pone en práctica para la resolución de un problema o la innovación de una premisa que muchas veces no se somete a los juicios escolares, es la base para la creatividad.

Es por todo esto que los educadores (padres, maestros, adultos) tenemos en nuestras manos la posibilidad de ofrecer a los pequeños, espacios creativos tanto en el hogar como en el aula. De nosotros depende el éxito en un futuro, o mejor dicho en un presente donde la creatividad es altamente valorada.

Algunos puntos que pueden ayudar para el desarrollo y fomento de la creatividad en el aula son los siguientes:

- Que el educador sea un facilitador y un puente entre lo que se sabe y lo que se pretende lograr.
- Mostrar interés en las aportaciones del niño, y de sus puntos de vista respetando la idea de éste, y sin importar si la idea pueda ser erronea.
- Propiciar el diáglo, y la comunicación y estar abierto a las aportaciones del niño, en cuanto al proceso de cada actividad mas allá del logro de resultados.
- Propiciar que cada niño busque soluciones diferentes a un mismo planteamiento respetando sus aportaciones.
- Propiciar un clima de respeto y colaboración en las actividades en las
que el niño se desenvuelve.
- No interpretar, sino presentarse abierto a las aportaciones y conclusiones por parte de los niños.
- Dar acceso a diferentes materiales, espacios, y cuestionamientos para que el niño resuelva diferentes planteamientos.

Buscar este blog

Seguidores