sábado, 15 de mayo de 2010

CREATIVIDAD: ELEMENTO INDISPENSABLE PARA EL EXITO

Erróneamente, por mucho tiempo, la creatividad se ha relacionado únicamente con el campo de habilidades artísticas, dejando del lado que la creatividad se encuentra presente como un proceso de innovación y de solución de problemas en todos los ámbitos en los que se desarrolla el ser humano, afectando directamente el desarrollo personal así como la relación con el medio que el niño establece desde sus primero años de vida.

La creatividad es un elemento que todo ser humano posee y que surge en la medida de las relaciones que éste establezca con su entorno como un proceso ligado a su desarrollo, y que afecta a la construcción de su aparato psíquico.


En la medida que un niño se enfrente a buscar soluciones que satisfagan sus fantasías, estará creando; el “error” que conlleva a la búsqueda de nuevas soluciones por parte del niño, y que tantas veces en nuestro sistema educativo ha sido motivo de correcciones y sanciones, debe ser considerado como una oportunidad de conocimiento; la autoestima y la construcción interpersonal del niño dependen en gran medida de la libertad y del estímulo que perciben del medio que los rodea para poner en juego sus juicios y experimentar libremente, en busca de su “yo”.

La inteligencia por otro lado está ligada a la creatividad en tanto que Toda persona creativa es inteligente, pero no lo contrario. Además, tanto el pensamiento inteligente como el creativo aparecen de acuerdo con el tipo de actividad y comunicación que se proponga.- La creatividad es inversamente proporcional a los estímulos materiales Por lo tanto los educadores debemos proporcionar el espacio al niño para que este sea libre y no marcar “ideales” que conduzcan a la estandarización y homogeneización de saberes cuartando la individualidad y la creatividad personal.

Los ambientes en el que el niño se desenvuelve son decisivos para el desarrollo de esta creatividad, la forma en que él interioriza lo que del medio recibe, lo acomoda y lo descentraliza para manifestarlo al exterior, lo conduce a la expresión y búsqueda de nuevas opciones, buscando su propia realización como ser humano al comunicarse con los demás valiéndose de sus “creaciones”.

Los valores y virtudes universales en el ambiente en el que niño se desenvuelve son también factores vitales que intervienen en el desarrollo de la creatividad, puesto que de ellos depende que el niño aprenda a respetar, tolerar, compartir, y cuestionar con libertad dentro de una comunidad en la que los intercambios son primordiales para el crecimiento personal y por lo tanto para el desarrollo colectivo.

Según Howard Gardner, (Five Minds for the Future, 2007) la creatividad es un elemento indispensable para el éxito, en todos los campos. “Yo creo, por lo tanto yo soy”. La creatividad está ligada indiscutiblemente con la posibilidad de innovar, y esta solo se logra partiendo de la idea de que aquellos que tiene la posibilidad de formular nuevas teorías, alcanzan un desarrollo creativo.

Mihaly Csikszentmihalyi, asegura que la creatividad va mas allá de la indivualidad, y que emerge de la interacción de tres elementos:

El individual que domina una disciplina para así hacer surgir variaciones sobre estas.
El dominio cultural dentro del cuál el individuo se desenvuelve puesto que.
El campo social, donde la escuela o el ambiente de enseñanza aprendizaje tienen su incidencia dando acceso a experiencias y oportunidades para desarrollarse.

Así mismo plantea que la creatividad ocurre cuando un producto que se genera de forma individual o grupal en algún campo (no únicamente en las artes) es reconocido por su campo como una innovación. Y esto aplica desde lo mas elemental hasta los inventos o creaciones mas trascendentes.

Esto nos lleva a deducir que la creatividad que cada niño/individuo posee y pone en práctica para la resolución de un problema o la innovación de una premisa que muchas veces no se somete a los juicios escolares, es la base para la creatividad.

Es por todo esto que los educadores (padres, maestros, adultos) tenemos en nuestras manos la posibilidad de ofrecer a los pequeños, espacios creativos tanto en el hogar como en el aula. De nosotros depende el éxito en un futuro, o mejor dicho en un presente donde la creatividad es altamente valorada.

Algunos puntos que pueden ayudar para el desarrollo y fomento de la creatividad en el aula son los siguientes:

- Que el educador sea un facilitador y un puente entre lo que se sabe y lo que se pretende lograr.
- Mostrar interés en las aportaciones del niño, y de sus puntos de vista respetando la idea de éste, y sin importar si la idea pueda ser erronea.
- Propiciar el diáglo, y la comunicación y estar abierto a las aportaciones del niño, en cuanto al proceso de cada actividad mas allá del logro de resultados.
- Propiciar que cada niño busque soluciones diferentes a un mismo planteamiento respetando sus aportaciones.
- Propiciar un clima de respeto y colaboración en las actividades en las
que el niño se desenvuelve.
- No interpretar, sino presentarse abierto a las aportaciones y conclusiones por parte de los niños.
- Dar acceso a diferentes materiales, espacios, y cuestionamientos para que el niño resuelva diferentes planteamientos.

No hay comentarios:

Buscar este blog

Seguidores